jueves, 24 de mayo de 2012

Sendero PR-A 354 "Ruta de los Molinos y las Fuentes" Abla (Almeria) 20/05/2012


Track de la ruta AQUÍ.

La Ruta de los Molinos de Abla (PR-A 354) ha sido inaugurada este domingo, 20 de mayo, con salida a las 9:00 h, desde el Mausoleo Romano. La ruta ha estado organiza por el Ayuntamiento de Abla y el Club de Senderismo los Puntones de Abla, participando 90 personas, también venidas del Club de senderismo Montenegro y de la Federación Andaluza de Montañismo. En el acto inaugural se ha contado con la presencia del alcalde de Abla, Antonio Oliva, de la diputada provincial de Deportes, Ángeles Martínez.
El sendero tiene un recorrido de 11.700 metros, con un desnivel e 150 metros y una duración aproximada de 4 h. Su grado de dificultad ha sido calificado por los expertos como media, y está incluido dentro de la red provincial de senderos con la nomenclatura PR-A 354, homologado por técnicos de la Federación Andaluza de Montañismo.
El sendero ha sido promovido por el Ayuntamiento de Abla, financiándose sus obras de señalización y acondicionamiento del terreno por el propio Consistorio y la Diputación de Almería. Hay que destacar también la recuperación y acondicionamiento de las zonas de descanso de las Huertas y de Fuente Agria por las que pasa el trazado, y que gracias a la financiación de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, dentro de un proyecto que ha posibilitado crear puestos de trabajo en la localidad, y recuperar estas zonas para el disfrute de vecinos y senderistas, volviendo a convertirlo en el maravilloso lugar que fue de excursiones y meriendas de muchas generaciones de abulenses.
Además de visitar durante el recorrido la zona de descanso de Fuente Agria con su mirador, recién rehabilitada, se pudo acceder al interior del molino Nuevo de los Hernández, un molino habitado que conserva su maquinaria de molienda y que fue explicada de primera mano por su propietario, Antonio Ortiz.
La ruta de los Molinos de Abla es un interesante itinerario de senderismo local, que permite descubrir los vestigios más importantes de los molinos hidráulicos harineros que forman parte del patrimonio arqueológico-industrial del municipio, y que se integran dentro del valioso legado etnográfico y ambiental relacionado con la red de acequias, manantiales y fuentes de Abla y Sierra Nevada.
Este itinerario, promovido por el Ayuntamiento de Abla, nace con la finalidad de fomentar su divulgación, tanto a practicantes de senderismo como a estudiosos, con la intención de dar a conocer este patrimonio, cuyos antecedentes históricos locales se remontan a época árabe, apareciendo documentados en el Libro de Apeo de Abla (s. XVI) y en el Catastro de Ensenada de Población (s. XVIII).
Su importancia radica en estar integrados en “la cultura del agua” y en la red de molinos hidráulicos almerienses dispersos por la provincia, la mayoría en estado ruinoso por abandono o riadas, pero que en su conjunto forman parte del patrimonio cultural almeriense.
Si decide recorrer este sendero, partirá desde el mausoleo Romano (s. II), en la calle Ctra. de Almería, dirigiéndose hacia el casco urbano y pasando por las calles: Santos Mártires, José Castillo, Plaza Cruz de San Juan, Real, Plaza Mayor, Real Alta, San Antón. Un tramo urbano en el que podrá descubrir parte del patrimonio histórico-artístico de Abla, como el aljibe-ermita de Las Maravillas (s. XVII) y el caño de la Cruz de San Juan, la Plaza Mayor con el Ayuntamiento, la iglesia parroquial de La Anunciación (s XVI-XVIII), el pedestal romano de Avitiano (s. II) o la ermita de San Antón (s. XVII), en la plaza del mismo nombre. Al final de la plaza se encuentra un mirador desde el que se puede apreciar una fantástica panorámica de la cara norte de la Sierra Nevada almeriense, con sus cumbres y el valle formado por el río Abrucena o rambla de los Santos. 
Descendiendo por la calle Albaicín se gira a la derecha hacia el camino de las Huertas, para adentrarse en el valle, con sus huertas de cultivos en pleno Espacio Natural de Sierra Nevada. En este camino se encontraba el primero de los molinos, el de las Huertas, hoy en ruinas. Al final del camino, se puede disfrutar de una zona de descanso. 
Continuando, se atraviesa la rambla de los Santos, para incorporarse al camino de Los Olivares, por donde discurre la acequia del mismo nombre, con agua procedente del barranco de Sierra Nevada. En un paraje próximo se encuentra Fuente Agria, una fuente de aguas ferruginosas con balsa de riego, y que se ha acondicionado también como zona de descanso y con mirador panorámico en una era utilizada antiguamente para trillar y aventar el cereal.
Siguiendo el sendero al final del camino de Los Olivares, llegamos a la ermita de los Santos Mártires (s. XVIII), Patronos de Abla, a pie de la ctra. de Abla a Ohanes (AL-3404). 
Tras un tramo de unos 100 m, dirección Ohanes, nos incorporamos a la izquierda por el camino de los Locrones, hacia el mirador de los Vientos, desde el que se podrá apreciar de una de las mejores vistas panorámicas de Abla y del valle Río Nacimiento. Descendiendo por un antiguo camino de herradura hay que dirigirse hacia la barriada de las Juntas, donde se haya junto a la autovía A-92, el acueducto del molino de los Arcos, con sus siete arcadas, que llevaba agua al cubo del desaparecido molino. 
Pasado el caserío de Las Juntas, se llega a la rambla, y descendiendo unos metros se cruza para pasar por el molino del Peñón, que todavía conserva el cubo escalonado, y que quedó arruinado en la riada de 1953. Subiendo la cuesta del Peñón, se llega a la barriada de Los Hernández, donde se localiza el molino Nuevo, un molino habitado y cuya maquinaria de molienda artesanal se encuentra en buen estado de conservación. 
Ascendiendo por el cauce del río Nacimiento, el primero de los molinos que queda a nuestra izquierda es el molino de Pollos, mencionado en 1571 en el Libro de Apeo de Abla. En un tramo posterior se pasa por el molino Moral, donde puede apreciarse el caz y su doble cubo.
Finalmente, continuando por el paso de regantes de la acequia de la cimbra de los Caces, aguas arriba, se llega hasta el camino del Pago Moral, el cual nos conduce hasta el casco urbano, para finalizar, de esta forma, la Ruta Molinera de Abla junto al punto de partida en el Mausoleo Romano.
Podeis ver las fotos AQUÍ.

No hay comentarios: